Anciana dona parte de su cosecha a un albergue para ayudar a necesitados

La humilde anciana llegó con un par de grandes bolsas a un comedor para donarlo a pacientes que se contagiaron.


5
5 points
PUBLICIDAD
__________________________

Han pasado ya 3 meses desde que la cuarentena se inició a causa de la contingencia sanitaria que atraviesa actualmente toda la humanidad, personas han perdido sus trabajos, y por desgracia hay quienes hay perdido la vida por el padecimiento de esta enfermedad.

Aunque los gobiernos han buscado la manera de hacer llegar apoyos a las familias, es evidente que estos apoyos no son lo suficiente para poder sobrellevar el encierro que los expertos de la salud solicitan, por eso hay quienes tienen que salir a trabajar para poder llevar sustento a sus familias.

PUBLICIDAD

__________________________

No solo el gobierno ha tratado de apoyar a las familias, hay empresas que también han hecho aportes otorgando despensas, y hay otras que han apoyado con material para los héroes sin capa que atienden a los pacientes que se han contagiado.

Hemos comprobado con muchos ejemplos que hace más el que quiere que el que puede, el más reciente ejemplo es el caso de una anciana que ha decidido sumarse para apoyar a quienes se han contagiado y así aportar un granito de arena en esta lucha que aún no sabemos cuando llegará a su fin.

La anciana es de Perú y se ha vuelto viral gracias a su historia, su nombre es Albertina Flores, originaria de Cajamarca, ella decidió compartir lo poco que tiene para la gente más necesitada que ella.

PUBLICIDAD

__________________________

La mujer de avanzada edad, llegó a un comedor popular de su región con dos grandes bolsas al hombre, las puso sobre el suelo y dijo “Aquí les traigo algunas cositas […] Disculpen que no traiga más pero vengo caminando”. La noble mujer estaba compartiendo parte de la cosecha de su cultivo a las personas del albergue para personas que hacen su confinamiento por estar contagiadas.

PUBLICIDAD
__________________________

Como acto de agradecimiento, Albertina fue aplaudida por este hermoso gesto y los voluntarios del lugar decidieron ir a visitarla a su comunidad y llevarle comida y un poco de dinero donado por una persona que decidió permanecer en anonimato pero que se enteró de su historia y quiso darle una recompensa a esta humilde mujer de gran corazón.


¡Compartelo con tus amigos!

5
5 points

0 Comments